Bután y Maldivas han erradicado el sarampión, según anunció el martes la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se convirtieron en los primeros países del sur de Asia que detienen una enfermedad muy contagiosa y que puede resultar mortal para los niños.

Maldivas no ha registrado un caso de sarampión originado en su territorio desde 2009, y Bután desde 2012, indicó la OMS.

“La OMS les felicita por este crucial logro de salud pública”, dijo Poonam Khetrapal Singh, director regional de la OMS en el sureste asiático.

Bután y Maldivas lanzaron programas de inmunización hace unos 40 años con una estrategia de campañas masivas de vacunación entre la población de alto riesgo.

“El compromiso político más firme, junto con los esfuerzos coordinados del personal sanitario, funcionarios y colaboradores a todos los niveles, han ayudado a alcanzar este éxito histórico”, añadió Singh.

La OMS ha fijado un plazo límite de 2020 para la eliminación del sarampión en los 11 países a las que considera sureste asiático.

Se estima que la región ha evitado unas 620.000 muertes por sarampión solo en 2016 tras las vacunaciones realizadas en los 11 países miembros, indicó la OMS en un comunicado.

Norteamérica y Sudamérica se declararon libres de esta enfermedad el año pasado, pero el mes pasado se reportó un brote en Minnesota.

El sarampión, enfermedad que se contagia por vía aérea a través de la tos y estornudos, puede producir neumonía, inflamación del cerebro y requerir hospitalización o matar, sobre todo en niños.

(Fuente: AP)