Con la expectativa de fortalecer su presencia a nivel nacional, la cadena de boticas Inkafarma (de InRetail), abrió 200 locales durante el 2016, de los cuales 130 colocó en los últimos tres meses.
Según reconoció InRetail, esta expansión, por encima del promedio de aperturas, ha generado una “canibalización” en el primer trimestre de este año, y -sumado a las inundaciones en el norte- ha generado una caída de 3.3% en las ventas Same Store Sales (SSS), frente al mismo periodo del 2016.
“Se trata de efectos temporales que pueden revertirse para el final del año”, señaló Gonzalo Rosell, gerente de Finanzas de InRetail, durante el conference call de la compañía por sus resultados del primer trimestre del año.
Según explicó el ejecutivo, la caída también del Ebitda (-5.9%) en el negocio de farmacias se explica por los mayores gastos que generan los locales en etapa temprana de operación, el aumento de costos logísticos a raíz del bloqueo de vías en el norte y a la lenta recuperación del consumo.
A esto se suma una aparente mejora en el manejo de inventarios de las farmacias y hospitales del sector público, pero la empresa reiteró que los efectos son temporales.
La cadena Inkafarma tiene unas 300 farmacias ubicadas en el norte, en zonas afectadas por las inundaciones. Sin embargo, a pesar de la intensidad de las lluvias, no sufrieron daños de consideración.
A pesar de esta situación, sus ingresos lograron crecer 3.6% en ese periodo.

Inversiones en Inkafarma

En cuanto a sus proyectos de crecimiento y gastos de capital (Capex), InRetail informó que a fin de año iniciará operaciones en el nuevo centro de distribución en Punta Negra (Gestión 02.03.2016), con el que atenderá al segmento de supermercados (Plaza Vea y Vivanda).
La automatización de este centro será implementada en el primer trimestre del 2018, comentó Gonzalo Rosell.
InRetail invirtió S/ 119 millones de enero a marzo de este año, cifra superior al mismo periodo del 2016 (S/ 79 millones), pero menor a los S/ 195 millones del último trimestre del 2016.
Estas inversiones se destinaron a la apertura del nuevo supermercado en Villa el Salvador, a la implementación del Real Plaza La Curva (Villa María del Triunfo), nuevas farmacias y a la construcción del nuevo centro de distribución para atender al segmento de supermercados.

Competencia de InkaFarma

Uno de los competidores más fuertes de Inkafarma es Mifarma que tiene unos 1,020 locales abiertos.
Mientras Inkafarma crecerá orgánicamente con la apertura de nuevos locales, su competidor Mifarma, que adquirió en el 2016 a Boticas Arcángel, está en proceso para convertir todos los locales de esta cadena en farmacias con su propia marca (Gestión 10.04.2017).
La compañía informó que, como parte de su estrategia, han aumentado su mix de productos y desarrollado el Monedero del Ahorro, para dinamizar las ventas gracias a promociones y descuentos.