Despedida a nuestra querida y estimada profesora, Bertha Jurado Teixeira.

“Vendrán nuevos profesoras a reemplazarla en clases de Farmaconogsia, pero ninguna será como usted, querida maestra. Por más que nos enseñen las mismas ténicas de extracción de principios activos que usted en clase, por más que usen los mismos libros y hasta las mismas palabras para explicar propiedades curativas de diversas plantas, extrañaremos por siempre su forma de enseñar en clase, su apoyo incondicional en proyectos de investigación, tesis y sus consejos de vida”
“También queremos agradecerle por todo este tiempo que pasó enseñandonos con tanto amor y ahínco. Dicen que no se valora lo que se tiene hasta que se pierde, pero nosotros ya sabíamos del enorme valor que usted tiene para nosotros antes de saber la triste noticia de su partida con el Todopoderoso. No la veremos más en las aulas, pero se quedará en nuestros corazones y habrá más de una plática entre nosotros, sus estudiantes, en la que siempre la mencionaremos con mucho cariño y orgullo por haber aprendido mucho con usted”

“En verdad esta despedida es muy triste, decirle adiós a una extraordinaria maestra que nos ayudó tanto en tantas cosas es una pena muy grande, por eso nos rehusamos a decirle adiós. Esto es solo un hasta luego, sé que lo volveremos a ver, a personas tan valiosas como usted jamás se les olvida. Buen viaje, querida maestra, querida mentora”

Atentamente

Prensa Científica

Dejar respuesta